Laparoscopia Ginecológica

La cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica que se practica a través de pequeñas incisiones, usando la asistencia de una cámara de video que permite al equipo médico ver el campo quirúrgico y accionar en el mismo. Su utilidad radica en que nos permite la visualización de los órganos genitales internos como el útero, los ovarios y las trompas de Falopio, con lo que es posible llegar a un diagnóstico en casos de dolor crónico pélvico o de esterilidad conyugal, entre otros.

Extracción de quistes y miomas, embarazos tubarios, histerectomías y hasta cirugías de cáncer se pueden realizar hoy por vía laparoscópica.

La principal ventaja radica en que es una técnica mínimamente invasiva, no hay que abrir el abdomen y esto beneficia a la paciente, pues las incisiones de 5 mm. de la piel y la umbilical no producen dolor. La segunda gran ventaja es que la mayoría de las cirugías son llamadas cirugías del día, es decir la paciente ingresa, se interviene y es dada de alta el mismo día.